• Rodrigo De Las Casas

Arquitectura Bioclimática, sus beneficios y valores agregados

Actualizado: may 9


En los últimos años, se ha utilizado el término de Arquitectura Bioclimática con frecuencia. Muchas veces, con la fuerza publicitaria, se han introducido falsos mensajes sobre el tema, que lejos de beneficiar a inversionistas y consumidores constituyen meramente un espejismo verde y estrategia de venta.

La realidad es que el diseño bioclimático, o buena arquitectura, conlleva beneficios directos tanto para promotores de proyectos como para los usuarios finales de los mismos. Sumado a los múltiples beneficios que ofrece la arquitectura bioclimática, existen valores agregados que incrementan el capital ambiental del planeta como son el respeto al entorno y la creación de hábitats humanos sustentables.

No obstante, prefiero referirme a una “buena arquitectura” y no colocarle el apellido de “bioclimática” ya que si analizamos lo que propone esta corriente es proyectar tomando en cuenta nuestro entorno, utilizando los elementos favorables del mismo a favor del proyecto. Así debe ser la arquitectura, adaptada a su ambiente y latitud, interpretando su lenguaje y utilizando sus elementos en forma sostenible, aprovechando los recursos naturales disponibles (sol, vegetación, lluvia, viento), para conseguir el confort térmico y reducir los consumos de energía. De esta forma climatizamos con métodos pasivos y como valor agregado, obtenemos el balance entre el medio ambiente y lo manipulado por el hombre.

En este sentido, cuando por condiciones climáticas extremas tengamos que recurrir dentro de esta disciplina al uso de medios activos de climatización, los mismos serán instrumentos meramente puntuales en el logro de la eficiencia.

Para proyectar de acuerdo a los criterios antes mencionados, resulta necesario analizar las características concretas de cada proyecto tales como: latitud, entorno y condiciones climáticas, para determinar así el tipo de propuesta arquitectónica específica a esa zona.

Es importante reiterar, que cada proyecto, requiere estudios y soluciones especificas que nos conducirán hacia un diagnostico bioclimático, proporcionándonos a su vez las estrategias de diseño y climatización a utilizar en cada caso.

Sin querer profundizar en una metodología de análisis bioclimático en particular, me gustaría mencionar aspectos sencillos a considerar cuando se está diseñando en la franja tropical, y principalmente para el clima cálido húmedo, a fin de que la edificación sea capaz de aminorar los impactos negativos del clima y resaltar o aprovechar los impactos positivos.

Estos aspectos a tomar en cuenta, para climatizar de forma pasiva, no implican necesariamente aumento de costes en el proyecto. Estrategias simples de diseño, pueden representar ahorros sustanciales en los gatos de operación del edificio; entendiendo que su uso cotidiano, es el principal causante del consumo energético y el que mayor impacto ambiental representa en su ciclo de vida.

El análisis de sitio fortalecido mediante la evaluación bioclimática es el punto de partida para cualquier propuesta de diseño que busque un equilibrio ambiental. El raciocinio de la representación arquitectónica será por lo tanto, establecido también por parámetros ambientales, los cuales aportarán información estética y elementos que intervendrán de forma pasiva en los intercambios energéticos.

Luego de efectuado el análisis de sitio, uno de los aspectos principales a considerar, es como orientar nuestra edificación. Una orientación favorable representa aportes significativos en el control microclimático, por lo que es importante realizar un estudio de los espacios a proyectar y sus requerimientos de sol y sombra. Para nuestro caso, los edificios rectangulares y alargados en la dirección este – oeste, presentan mejores condiciones de adaptación al clima, mostrando menor exposición al sol y captando los vientos dominantes.

Es importante tomar en consideración que las regiones con clima cálido - húmedo presentan dos retos principales, siendo estos evitar la excesiva radiación solar y procurar la evaporación de la humedad por medio de las brisas.

Para contrarrestar los efectos de la radiación solar y conseguir la optimización bioclimática, necesitamos valernos de sistemas de protección solar en fachadas y aberturas, dimensionando correctamente los elementos de protección y aleros, de acuerdo al análisis de la gráfica solar para cada área.

Para la franja tropical es sumamente importante tomar en cuenta el diseño de la cubierta o quinta fachada, por ser esta zona de la edificación la que recibe durante todo el año mayor incidencia de radiación producto de la perpendicularidad de los rayos solares. Como consecuencia debemos proporcionar especial atención en su diseño siendo la representación geométrica ideal aquella que ofrezca mayor superficie de distribución de la radiación solar con eficaz desalojo de las aguas; compuesta de superficies con características reflectantes, ligeras, aislantes y de poca capacidad calorífica.

Por otro lado, para contrarrestar la humedad, es fundamental propiciar la ventilación para lograr el acondicionamiento natural de nuestras edificaciones y espacios urbanos. Recomendaciones de diseño básicas como una correcta orientación de acuerdo a los vientos dominantes y promover la ventilación cruzada representan impactos positivos sobre el bienestar térmico de los espacios, garantizando igualmente ambientes saludables.

La ventilación cruzada es el sistema más sencillo para mover el aire. Sin embargo existen otros sistemas generadores de movimiento de aire que son efectivos de los cuales podemos mencionar las torres de ventilación, termosifones, y ductos subterráneos entre otros.

El confort térmico siempre viene acompañado de un conjunto de técnicas pasivas que trabajan de forma vinculada para lograr la eficiencia energética en los espacios proyectados.

A pesar de que existen numerosas recomendaciones adicionales a las mencionadas (acústicas, lumínicas, materiales, vegetación etc.), he querido ilustrar en los párrafos anteriores consideraciones sencillas de diseño a fin de lograr una “Buena Arquitectura”.

Debemos tener claro que ignorar el entorno del proyecto y sus características climáticas constituyen un efecto directo en las edificaciones y espacios urbanos, obteniendo como resultado una arquitectura impropia y derrochadora de energía. En estos casos siempre el usuario final es el que sufre la peor parte, teniendo que pagar los platos rotos, a consecuencia de anomalías generadas por la práctica de diseños inadecuados.

Entendiendo que la vida útil de un edificio o espacio arquitectónico es elevada, resulta evidente la necesidad de pensar a largo plazo para evitar una obsolescencia anticipada de nuestros proyectos dada la realidad del cambio climático.

En este sentido, como director de la firma De Las Casas Arquitectos, te invito a visitar el sitio: www.delascasasarquitectos.com y así juntos definir y aplicar propuestas de beneficio global.

#climatizaciónpasiva #ventilacióncruzada #rodrigodelascasas #ArquitecturaBioclimática #diseñobioclimático #buenaarquitectura #bioclimática #consumosdeenergía #métodospasivos #medioambiente #diagnosticobioclimático #franjatropical #climacálidohúmedo #análisisdesitio #evaluaciónbioclimática #controlmicroclimático #exposiciónalsol #vientosdominantes #radiaciónsolar #ventilación #termosifones #técnicaspasivas #eficienciaenergética #boquete #panama #arquitecturaboquete #arquitecturapanama #conferenciabioclimática #casasbioclimáticas

Todo material e infografía en este sitio es propiedad intelectual de De Las Casas Arquitectos

Arq. Rodrigo De Las Casas

Arquitectura Bioclimática

  • Icono Social blogger
  • Instagram - Black Circle
  • Black LinkedIn Icon
  • Facebook - Black Circle
  • Twitter Round

© 2020 por De Las Casas Arquitectos.